Cómo quisiera poder vivir del aire

WhatsApp Image 2017-05-11 at 15.56.22

Artículo de opinión

Ahora que se habla en todas partes de los esclavistas y oportunistas de los “grandes” chefs que se dedican a explotar a estudiantes y a cualquiera deseoso de tener una mínima oportunidad laboral, nosotras queremos quejarnos de nuestra situación como arqueólogas.

Se acerca el verano y eso en el mundo de la arqueología solo significa una cosa: excavaciones a cascoporro. Seguramente hayamos vivido un sinfín de veces el «me voy a excavar 15 días, 20 días o un mes DE GRATIS porque, claro, hay que coger experiencia». A veces parece que es demasiado pedir que te paguen el alojamiento e incluso la manutención; aunque en otras ocasiones tienes más suerte. «Buf, date con un canto en los dientes, al menos tienes alojamiento», «al menos te dan de comer»… Siempre que comentamos entre nuestras amistades que vamos a participar en una excavación arqueológica, la primera pregunta que suelen hacer es: ¿y os pagan? Ahí es cuando nos damos cuenta de lo ridícula y precaria que es la situación. Han normalizado y han hecho que aceptemos como normal el trabajo gratuito.

Alguien pensará que toda esta situación es solo temporal ya que encontraremos trabajo remunerado como arqueólogas justo tras acabar los estudios. Todo lo contrario. Resulta que tras finalizar la formación académica, haber participado en un buen puñado de excavaciones y ser mano de obra más que cualificada, ¿qué es lo que tenemos? Nada. Si acaso volver a participar gratuitamente en excavaciones a un nivel que no es el que corresponde con nuestra instrucción. ¿Oís eso? Es la sobrecualificación llamando a vuestra puerta.

Como si no tuviéramos suficiente con conformarnos con ser mano de obra gratuita, últimamente, y para más inri, han proliferado una serie de excavaciones que, camufladas en muchas ocasiones bajo el título de “cursos”, te exigen que pagues por trabajar. Pagar por trabajar. Ya no es trabajar gratis, que es indignante, sino que es dar dinero por trabajar cuando tendrías que estar recibiéndolo por tu fuerza de trabajo. En algunos casos alegarán que estás pagando por recibir una formación que no es nada gratuita. Este argumento podría tener sentido hace algunas décadas cuando pocas universidades, por no decir ninguna, ofertaban carreras exclusivamente enfocadas en la arqueología con sus correspondientes especializaciones. Hoy en día tenemos en España un buen número de universidades donde te forman en la metodología arqueológica tanto a nivel de grado como a nivel de máster y que cuentan con sus propios campos de trabajo en los que poder experimentar de primera mano el verdadero trabajo de campo y de laboratorio.

Hemos pasado de regalar por completo nuestra fuerza de trabajo, como si de una plusvalía se tratase, a, además de esto, abonar una nada módica cantidad de dinero que suele generalmente rondar las tres cifras; incluso cuatro si hablamos de excavaciones en el extranjero.

¿Cuál es el problema? Por un lado se aprovechan de las necesidades que tenemos de engrosar el currículum para mejorar nuestras expectativas de encontrar empleo en un futuro cercano y de la ausencia de alternativas remuneradas. Por el otro, mientras siga habiendo gente dispuesta a pagar, esas excavaciones seguirán existiendo ya que se nutren de ese mismo dinero que reciben de los participantes. Asimismo, tenemos que añadir la decreciente falta de financiación pública para proyectos arqueológicos que hace que afloren por doquier este tipo de “cursos”.

Las administraciones competentes y las instituciones públicas son las verdaderas culpables de esta situación: el patrimonio es de todas las ciudadanas. Es obligación y deber de las mismas conservar y valorar nuestro patrimonio con nuestros impuestos. Para ello deben tener mano de obra cualificada y experta que reciba un salario DIGNO. De nada vale que la colaboración del ayuntamiento de una localidad o municipio sea «la manutención y el alojamiento en el albergue de la Santísima Señora de la Insolación» y que, además, se tenga que pagar por recibir “formación” (formación que ya recibimos tanto en la carrera como en el máster, ¡ojo!).

La investigación es fundamental para poder abrir nuevas formas de conocimiento y exponer nuevas hipótesis sobre nuestro pasado. Por este motivo, es necesario que las administraciones, además de crear y destinar presupuestos suficientes para la investigación, vigilen y penalicen a las entidades privadas que realizan estas prácticas explotadoras, ya que la estudiante precaria, en la actual situación, se encuentra en un callejón sin salida: por un lado, si no acepta esta realidad, tendrá escasas posibilidades de ser profesional de la arqueología, por lo que se ve obligada a aceptar este régimen de esclavitud y, por otro lado, el hecho de aceptar esta situación de explotación laboral no le garantiza que vaya a servirle de mucho para su futuro profesional, por lo que probablemente volverá a intentarlo con otras excavaciones o grupos de trabajo; perpetuando así el bucle de esclavitud y explotación en el que nos encontramos.

Si solo podemos trabajar gratis, sin percibir un salario a cambio, independientemente de la cualificación y formación que poseamos, y si la tendencia de aparición de excavaciones en las que hay que pagar aumenta, ¿en qué quedará la arqueología? ¿que pague quien se lo pueda permitir? ¿que trabaje gratuitamente quien tenga los recursos económicos suficientes para poder subsistir y mantenerse? Basta ya. No podemos esperar que las empresas y demás entidades implicadas dejen de precarizar de buena fe. Nosotras, como mano de obra plenamente consciente de la situación, debemos decir basta, informar a nuestras compañeras y, llegado el caso, censurar a quien acepte de buena manera estas condiciones, porque nos estará condenando a todas.

Autora: María Jiménez


10 thoughts on “Cómo quisiera poder vivir del aire

  1. Muy buen artículo, toda la razón. Lo único que no me ha gustado es lo de: el patrimonio es de todas las ciudadanas. Creo que no entiendo que tiene que ver el léxico con el feminismo.

    Gústame

    1. Gracias por comentar David. Lamentamos que no te guste que consideremos a mujeres y hombres personas, pero es lo que hacemos. De ahí que usemos el femenino… El concepto “Personas” rige femenino. Podríamos haber puesto “Personas ciudadanas” pero sería muy redundante, así que queda mejor “ciudadanas”. 🙂 “El feminismo es la idea radical de que las mujeres somos personas” Angela Davis. Y este es un blog feminista. Un saludo!

      Gústame

      1. Soy consciente de que es un blog feminista, pero existen hombres feministas, como considero que es mi caso. En mi opinión, el machismo es una actitud, no una cuestión de léxico. Si considerásemos que la expresión “todos los ciudadanos”, es machista por “masculina”, y lo pongo entre comillas porque en este caso es plenamente neutral, la expresión “todas las ciudadanas” habría de ser igualmente mala por homónima, en tanto que si a tu entender la primera excluye a las mujeres, por fuerza la última ha de excluir a los hombres.
        Combatir el fuego con más fuego, no solo es negativo sino que además carece de sentido. En todo caso, de no estar conforme con la primera expresión, habría que buscar una nueva verdaderamente neutral. Soy hombre, soy feminista, y no hago de esa palabra un arma.
        Y justamente, porque éste es un blog feminista, vuestra principal pretensión debería ser llegar a todo el mundo y no únicamente a las mujeres, ya que de otro modo la idea de feminismo se queda mas bien en papel mojado.
        En cualquier caso no es mi intención ofender ni crear un debate, en relación a lo que contáis en el artículo estoy cien por cien de acuerdo y creo que es lo que realmente importa, al margen de nuestra forma particular de entender el feminismo. Un saludo!

        Gústame

      2. David, eres persona, esperamos que te hayas sentido incluida como tal. 🙂 El lenguaje es muestra de una sociedad culturalmente machista. Por lo tanto, el léxico cuenta en la lucha. Para nosotras serás una persona, y como tal te designaremos en lenguaje no-sexista. No vamos a entrar en si un hombre es feminista o no, nosotras lo tenemos claro. De todas formas tu opinión como tú sois bienvenidas. Un saludo.

        Gústame

      1. No quería responder pero no hacerlo sería darle la razón a un sin sentido. Por supuesto, somos personas, pero no por ello puedes dirigirte a nosotros en femenino haciéndolo pasar por algo correcto, a mi personalmente no me molesta demasiado, pero me veo en mi deber de intentar hacer entender a quien está claro que no quiere hacerlo que dirigirse a todo el mundo en femenino es convertir el feminismo en algo igual o peor que aquello que pretendes erradicar, que es el machismo. Sigo pensando que ser feminista no tiene nada que ver con cometer las atrocidades léxicas que estás cometiendo, sobre todo porque dudo mucho que en tu entorno diario te dirijas así a tus amigos, colegas o compañeros de trabajo (Ej: dime jaime, tu que eres [persona] ciudadana…).En fin, poco más que alegar al respecto.
        Que yo a ti te considere un Homo sapiens (especie a la cual perteneces y cuyo artículo determinante siempre es el/los) no me da derecho a dirigirme a ti en masculino, podría hacerlo, pero carece de toda lógica a menos que mi intención sea molestarte. Si consideras que el lenguaje es machista, convertirlo en feminista, como ya he comentado, es igualmente malo por homónimo, vamos a intentar buscar un lenguaje neutro ¿no te parece?.
        Espero que entiendas que estás usando un argumento con cierta apariencia de validez (muy leve, por cierto), pero que realmente no la tiene. Me alegro de que consideres a todo el mundo personas, dice mucho de ti =). En mi familia, personalmente, también consideramos a todo el mundo personas, pero seguimos tratando a cada quién por su género, a no ser que esa persona en concreto nos autorice o pida que nos refiramos a el/ella en un género distinto (algo que en mi caso yo no he hecho y por lo que leo en el comentario de Carlos, él tampoco ;)).
        En definitiva, considero que el uso exclusivo del femenino no solo es sexista por tu parte, ya que nada tiene que ver con que nos consideres personas (soy persona, me llamo David, y agradecería el respeto, que ya no la educación, de que te refieras a mi en masculino); sino que además es un insulto al feminismo, ya que como te dije en mi anterior comentario, el machismo es una actitud que nada tiene que ver con el lenguaje, pero si consideras realmente que el lenguaje es machista, te repito nuevamente que la solución es usar un lenguaje realmente neutral, algo que ahora mismo no estás haciendo, por lo cual habrá hombres como es mi caso, que aun siendo personas, se sientan excluidos =), ya que básicamente es lo que estás haciendo jaja, e incluso puede que insultados:
        “Carlos nos alegramos que estés de acuerdo con tu compañera. No obstante se seguirá hablando en femenino en este blog puesto que somos personas y escribimos para personas”.
        No soy su compañera, soy su compañero, y por que te dirijas a mi en masculino no voy a dejar de ser ni de considerarme persona (o quizás es que a tu entender los hombres no somos personas, no lo se). En cualquier caso, el justificativo de considerarnos personas para hablar incorrectamente no cuela mi querida amiga.

        Y para finalizar y a modo de conclusión, si al considerarte “feminista” tu única intención es dirigirte a mujeres (lo cual es poco ambicioso a mi entender ya que como te comenté anteriormente la idea del feminismo es precisamente calar en los hombres) me parece correcto, era tan fácil como que lo dijeses desde un principio (Ej: disculpa si te has sentido ofendido pero este es mi blog “feminista” y lo que escribo va dirigido únicamente a mujeres, de ahí que emplee el femenino para todo). En ese caso te habrías ahorrado la tontería de usar un término genérico femenino como es “personas” para dilapidar (aparentemente con razón de ser, bueno si es que alguien a parte de ti misma ve esa apariencia) toda la terminología de género masculino, y por otra parte, al margen de mi opinión personal acerca de lo restrictivo de tu target de lectores, no te habría comentado más nada al respecto =). Un cordial saludo!
        PD: Me parece perfecto que en tu blog uses el femenino para todo, únicamente me he visto en el deber y la obligación de al menos hacerte ver que los motivos por los que aparentemente crees estar empleándolo nada tienen que ver con el feminismo, y están muy lejos de ser correctos (ni a nivel ideológico ni gramatical (;). Por lo demás, espero que no te tomes a mal mis comentarios y acojas mi opinión como la de cualquier otra persona (:

        Gústame

      2. David, si no te gusta como escribimos eres tan libre de leernos como de no hacerlo. No vengas a decirnos cómo debemos hacer las cosas. Aquí seguirás siendo considerada una persona. Un saludo, desde la dirección de ArqFem.

        Gústame

  2. Hace mucho tiempo lo hablé con una compañera que me sacaba todo el tiempo la carta del voluntariado y eso me hizo pensar otra cosa, no estrictamente relacionada con esa cuestión. Hablando con directores de proyectos, la cuestión es que nunca cuentan con los dineros suficientes para la excavaciones y por eso apelan a estudiantes para trabajar. Es decir, trabajo a cambio de formación. No quiero decir que los defienda ni mucho menos y, de hecho, yo también pienso que es un abuso tremendo y que cuando lo hacemos es por amor a nuestra profesión, pero habría que pensar ¿qué otra alternativa queda? Por ejemplo, las escuelas inglesas, norteamericanas e israelitas (que son las que conozco) ofrecen créditos pagando tasas de hasta 2000 dolares para trabajar. A lo que voy, es que podría ser mucho peor. Pero de nuevo, trabajar sin recibir un salario es técnicamente esclavitud y eso está mal.

    Liked by 1 person

    1. La alternativa son contratos laborales a profesionales. La Arqueología es una profesión y no un Hobbie. Estamos copiando el modelo anglosajón aunque sea con precios “bajos”. La diferencia es que en UK sí te pagan por trabajar. Aquí no. Los únicos culpables son el Estado y las administraciones competentes. Total para qué pagar a profesionales si luego levanto una piedra y aparecen 50 arqueólogas pagando el proyecto…Alternativas hay, pero si no se arregla desde arriba, poco podemos hacer nosotras.

      Gústame

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s